25 julio 2015

¿QUÉ FUE PRIMERO: VILLA POSSE O LA ESTACIÓN?


(Segunda nota)

Hemos descripto con pruebas incuestionables, en mayo último (Milenio Cooperativo, p. 15), los detalles del proceso concerniente a la fundación real de Villa Posse de Merlo y a la importancia decisiva que tuvo en él nuestra estación ferroviaria. En esta nota vamos a reseñar un documento fundamental: la escritura de compraventa del campo de Antonina Cascallares.

El 16 de agosto de 1909, la Compañía General de Tabacos le compró un campo de 759 hectáreas a Antonina Cascallares con el fin comercial de subdividirlo y premiar con un lote de terreno a los favorecidos que reunieran 500 marquillas de los cigarrillos habanos Mitre de 0,20 o 0,30 centavos. También la Oficina de Tierras de la Compañía –a cargo de Rodolfo Posse- organizó un concurso de casas. Del premio y del concurso de casas nos ocuparemos en una próxima nota en la que vamos a publicar documentación inédita.

En el Protocolo del escribano Alberto Haedo, la escritura de compraventa, bajo el título “Venta: Antonina Cascallares a la Compañía General de Tabacos”, lleva el número 402. En el comienzo leemos que comparecen, ante el citado notario, “por una parte, Doña Antonina Cascallares, de estado soltera, y por la otra Don Rodolfo Posse, también soltero, en nombre y representación de la Sociedad Anónima denominada ´Compañía General de Tabacos´, en su carácter de Vicepresidente en ejercicio de la Presidencia, especialmente autorizado para este otorgamiento. También concurre a este acto Don Juan Carlos Posse, de estado soltero, como uno de los Directores de la misma y al solo objeto de refrendar la firma del Vicepresidente, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 17 de los Estatutos, todo lo que se justifica en las acta de fechas de 20 de enero, 16 de julio y 12 de agosto del mismo año (…)”.

¿A qué se refieren las actas mencionadas? Dos son del 20 de enero y certifican: a) la elección de accionistas para conformar el nuevo Directorio de la Compañía y b) la designación de las autoridades del Directorio; la del 12 de julio especifica que Rodolfo Posse le informa al Directorio que había acordado verbalmente con Antonina Cascallares comprarle un campo de 760 hectáreas en Merlo, por lo que solicitaba autorización para concretar la operación inmobiliaria; y la de 12 de agosto aclara que el Directorio autoriza a Rodolfo Posse a adquirir el campo constituyendo una hipoteca sobre el mismo en garantía del precio de compra, solicitud omitida anteriormente.

Finalmente, el campo fue adquirido el 16 de agosto de 1909 –con hipoteca sobre el precio de compra- por un total de $ 493.563 con 72 centavos, pagaderos en cuatro cuotas: la primera de $ 100.000 en el momento de la firma de la escritura; la segunda de $ 100.000 a los noventa días con la entrega del campo libre de ocupantes de parte de la vendedora; la tercera de $ 150.000 a los seis meses contados desde la entrega del campo, y la cuarta de $ 143.563 con 72 centavos a los doce meses contados desde la entrega del campo.

Queda claro –entonces- que la Compañía tomó posesión del campo a los 90 días de haberlo comprado, es decir, durante la segunda quincena de noviembre de 1909. Por tanto, antes de esa fecha no se fundó Villa Posse. Asimismo, se desprende de este importantísimo documento que Rodolfo Posse tuvo a su cargo las negociaciones previas a la compra del campo y que en el momento de dicha compra era el presidente en ejercicio de la Compañía porque su titular, Juan Posse, se hallaba de vacaciones en Brasil. Don Juan regresó al país el 29 de agosto de aquel año (ver Archivo General de la Nación, DAI, Fondo Documental de la Dirección Nacional de Inmigraciones, serie Actas de Inspección Marítima, caja 155, exp. 3956/1909).

Dr. Horacio Enrique POGGI
Centro de Estudios Históricos “Mariano Acosta”